Connect with us

NACIONALES

Pronunciamiento IAFA: propuesta de eliminación al impuesto de cervezas importadas no debe aprobarse

Published

on

Mantener impuesto a la cerveza importada asegura que la niñez y adolescencia no tendrán facilidad de acceso al alcohol        

 

 

Los impuestos saludables son aquellos que gravan los productos no saludables como por ejemplo tabaco, alcohol y bebidas azucaradas. El consumo de estos productos no saludables, son un factor de riesgo importante para múltiples enfermedades no transmisibles (ENT), incluidas enfermedades cardiovasculares, cáncer, enfermedades respiratorias y diabetes. Asimismo, el consumo de estos productos genera externalidades negativas, así como consecuencias socialmente indeseables que no se reflejan en su precio de mercado.

 

Los impuestos saludables contribuyen a reducir el consumo de estos productos no saludables; desde una perspectiva de salud, los impuestos selectivos al consumo presentan un mayor potencial, ya que permiten a los responsables de la formulación de políticas, identificar los productos y aumentar su precio, lo cual los hace relativamente menos asequibles que otros bienes y servicios. En consecuencia, los impuestos saludables promueven que la población sea más saludable, una reducción a largo plazo en los costos de atención médica, y potenciales ganancias en productividad laboral, asimismo, generan ingresos fiscales estables y predecibles.

 

La OPS/OMS respalda la implementación de impuestos selectivos al consumo sobre tabaco, alcohol y bebidas azucaradas como parte de su plan de acción mundial para la prevención y el control de las enfermedades no transmisibles 2013-2020. Algunos datos sobre enfermedades no trasmisibles (ENT):

 

  • En las Américas, las enfermedades ENT causan aproximadamente 5,5 millones de muertes al año (80,7% del total de muertes).
  • Del total de muertes por ENT, el 38,9% consiste en muertes prematuras (muertes de menores de 70 años).
  • Las ENT imponen altos costos de atención medica directos a los hogares que pueden conducir a gastos de bolsillo catastróficos en salud, además de costos indirectos como la pérdida de ingresos, días de trabajo o productividad, lo cual impacta negativamente en el bienestar de los hogares.
  • Las simulaciones macroeconómicas sugieren que las cuatro principales ENT (enfermedades cardiovasculares, enfermedades respiratorias crónicas, cánceres, y diabetes) y los trastornos de salud mental podrían generar pérdidas económicas acumuladas de 47 billones de dólares a nivel mundial (75% del PIB mundial del 2010) durante las dos décadas entre el 2010 y el 2030 (Bloom et al., 2011).
  • En el 2016, el alcohol ocasionó el 5,5% de todas las muertes en las Américas y del 6,7% de todos los años de vida ajustados por discapacidad (una medición tanto de la muerte prematura como de la discapacidad).
  • A nivel regional, el 8,2% de la población mayor de 15 años tiene un trastorno por consumo de alcohol. En el caso de las mujeres, esta cifra asciende a 5,1% (la prevalencia más alta entre las regiones de la OMS).
  • La evidencia científica indica que las personas con ENT tienen un mayor riesgo de sufrir complicaciones graves si contraen COVID-19.
  • Los impuestos selectivos al consumo contribuyen a prevenir las ENT reduciendo el consumo de productos nocivos para la salud (tabaco, alcohol y bebidas azucaradas).

 

Los impuestos selectivos al consumo podrían utilizarse como una fuente adicional e inmediata de ingresos fiscales para responder a la pandemia de COVID-19 y financiar planes de recuperación económica. Asimismo, estos ingresos fiscales pueden contribuir a incrementar el presupuesto de salud pública, con miras a lograr una cobertura universal de salud.

 

Tomando en cuenta lo establecido por la OPS/OMS, el IAFA como ente rector en materia de drogas en Costa Rica, donde una de sus funciones es la prevención del consumo de sustancias psicoactivas, entre ellas las bebidas alcohólicas; se apega al criterio emitido por la OPS/OMS respecto a la importancia y necesidad de establecer impuestos al licor.

 

En este caso, es importante mantener el impuesto respectivo a la cerveza importada, ya que se asegura que poblaciones vulnerables como la niñez y adolescencia no tendrán facilidad de acceso al alcohol, por el costo que implica.

 

Es importante señalar que, a pesar de que la venta de bebidas alcohólicas a personas menores de edad es ilegal, es un deber del Estado, implementar los mecanismos necesarios para impedir el acceso a esta sustancia psicoactiva, uno de ellos es la Resolución N° RES-DGH-001-2020, la que actualiza los montos de los impuestos especifico por cada mililitro de alcohol absoluto, limitando la posibilidad de adquisición de las bebidas alcohólicas en esta población.

 

Lo anterior, también permite que la población general tenga menor alcance a las bebidas alcohólicas, lo que previene riesgo de generar trastornos asociados al consumo problemático del mismo, así como prevenir el aumento en la incidencia de enfermedades no trasmisibles que pueden provocar complicaciones importantes en la salud y riesgo de muerte como lo son: las hepatopatías, las enfermedades cardiovasculares, la Diabetes Mellitus y los trastornos psiquiátricos entre otros.

 

También se debe considerar que el consumo nocivo de alcohol, aumenta la posibilidad de descompensarse provocando mayores complicaciones, llevando a las personas a más atenciones médicas, hospitalizaciones, uso de mayor cantidad de fármacos, incapacidades limitadas hasta permanentes, aunado a las lesiones debido a traumatismos generados en accidentes de tránsito asociados al efecto de alcohol en conductores y las muertes generadas por estos, así como por situaciones violentas donde media el alcohol y las muertes por las ENT mencionadas.

 

Los impuestos a las bebidas alcohólicas, permiten reducir su consumo ya que limitan el acceso a dicha sustancia psicoactiva, además, con los recursos obtenidos por los mismos, representan un gran beneficio para las instituciones y organizaciones que trabajan en la prevención, atención y tratamiento de estas situaciones y enfermedades mencionadas anteriormente; proporcionando nuevas tecnologías y amplitud de la cobertura de atención a la población que lo requiera, no solo en el área metropolitana sino también a las zonas más alejadas del país.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *