Connect with us

SUCESOS

Patrullaje conjunto con Estados Unidos sigue siendo un pilar fundamental en la lucha contra estructuras criminales que operan en el Caribe costarricense • Los detenidos son cinco ciudadanos colombianos • Guardacostas interceptó lancha narco a 26 millas náuticas de las costas de Limón tras una intensa persecución en la que fue necesario dispararle a los motores de la nave En el marco del Patrullaje Conjunto entre Costa Rica y Estados Unidos, una lancha rápida fue capturada la tarde del domingo, en aguas del Mar Caribe, con una tonelada de drogas y cinco tripulantes a bordo. De acuerdo con lo informado por el comisario Martín Arias, Viceministro de Seguridad Pública, cerca de las 4 de la tarde una aeronave estadounidense realizaba un sobrevuelo preventivo, cuando detectó, a unas 77 millas náuticas (142 kilómetros) de las costas de Limón, una lancha rápida que se desplazaba a muy alta velocidad con rumbo a territorio costarricense. Es por ello que de inmediato las autoridades costarricenses fueron alertadas, por lo que ante la inminencia de una posible actividad de narcotráfico, el Servicio Nacional de Guardacostas activó al Grupo de Operaciones Especiales (GOPES), cuyos oficiales se movilizaron en una embarcación interceptora. Fue así como a las 5:40 de la tarde, a 26 millas náuticas (48 kilómetros) de la costa, los guardacostas lograron dar con la nave sospechosa, la cual realizó maniobras evasivas, sin que lograra escaparse. Se trata de una lancha tipo picuda, de 32 pies de largo, sin nombre, sin matrícula y sin bandera, propulsada por dos motores de 300 caballos de potencia cada uno, la cual llevaba a bordo dos estañones y 12 pichingas con residuos de posible combustible, además se logró visualizar una gran cantidad de bultos de aparentes sustancias ilícitas. Los tripulantes son cinco colombianos, quienes responden a los apellidos Pino, Mercado, Escalante, Anaez y Sánchez, todos en condición migratoria irregular en Costa Rica. Una vez asegurada la escena, el Servicio de Vigilancia Aérea realizó un sobrevuelo en la zona para brindar seguridad y, bajo la dirección funcional de la Fiscalía de Limón, el Guardacostas trasladó la nave, su cargamento y los cinco detenidos hasta Portete, Limón. En ese lugar agentes de la Policía de Control de Drogas (PCD) efectuaron las diligencias relacionadas con el caso, lo que permitió determinar que se trataba de 999 kilos de cocaína y ocho kilos de marihuana.

Published

on

  • Patrullaje conjunto con Estados Unidos sigue siendo un pilar fundamental en la lucha contra estructuras criminales que operan en el Caribe costarricense

 

  • Los detenidos son cinco ciudadanos colombianos

 

  • Guardacostas interceptó lancha narco a 26 millas náuticas de las costas de Limón tras una intensa persecución en la que fue necesario dispararle a los motores de la nave

 

En el marco del Patrullaje Conjunto entre Costa Rica y Estados Unidos, una lancha rápida fue capturada la tarde del domingo, en aguas del Mar Caribe, con una tonelada de drogas y cinco tripulantes a bordo.

 

De acuerdo con lo informado por el comisario Martín Arias, Viceministro de Seguridad Pública, cerca de las 4 de la tarde una aeronave estadounidense realizaba un sobrevuelo preventivo, cuando detectó, a unas 77 millas náuticas (142 kilómetros) de las costas de Limón, una lancha rápida que se desplazaba a muy alta velocidad con rumbo a territorio costarricense.

 

Es por ello que de inmediato las autoridades costarricenses fueron alertadas, por lo que ante la inminencia de una posible actividad de narcotráfico, el Servicio Nacional de Guardacostas activó al Grupo de Operaciones Especiales (GOPES), cuyos oficiales se movilizaron en una embarcación interceptora.

 

Fue así como a las 5:40 de la tarde, a 26 millas náuticas (48 kilómetros) de la costa, los guardacostas lograron dar con la nave sospechosa, la cual realizó maniobras evasivas, sin que lograra escaparse.

 

Se trata de una lancha tipo picuda, de 32 pies de largo, sin nombre, sin matrícula y sin bandera, propulsada por dos motores de 300 caballos de potencia cada uno, la cual llevaba a bordo dos estañones y 12 pichingas con residuos de posible combustible, además se logró visualizar una gran cantidad de bultos de aparentes sustancias ilícitas.

 

Los tripulantes son cinco colombianos, quienes responden a los apellidos Pino, Mercado, Escalante, Anaez y Sánchez, todos en condición migratoria irregular en Costa Rica.

 

Una vez asegurada la escena, el Servicio de Vigilancia Aérea realizó un sobrevuelo en la zona para brindar seguridad y, bajo la dirección funcional de la Fiscalía de Limón, el Guardacostas trasladó la nave, su cargamento y los cinco detenidos hasta Portete, Limón.

 

En ese lugar agentes de la Policía de Control de Drogas (PCD) efectuaron las diligencias relacionadas con el caso, lo que permitió determinar que se trataba de 999 kilos de cocaína y ocho kilos de marihuana.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *