Connect with us

NACIONALES

Especular con el tipo de cambio puede generar más pérdidas que ganancias a los consumidores

Published

on

  • OCF recomienda no obsesionarse con adivinar cómo estará el dólar en una semana, un mes e incluso a final de año. 
  • Instan a no copiar lo que otros están haciendo con el dólar, ya que posiblemente las condiciones entre consumidores son diferentes y, por ende, tendrán resultados diferentes. 

 

Febrero, 2023. Aunque el tipo de cambio sube y baje en el tiempo, estas variaciones se han hecho más intensas desde finales de 2021, al punto que ha generado preocupación en los consumidores y en los sectores productivos. En primera instancia, el tipo de cambio de venta cerró el año 2022 en ₡601,99 y cerró el mes de enero 2023 ₡557,40, o sea, se redujo en más de ₡44, pero al 14 de febrero ya había ascendido hasta ₡576,20, por lo que recuperó más de ₡18 colones. Este comportamiento evidencia una marcada tendencia de mayor volátil.

 

Lo anterior hace que los consumidores se pregunten por qué varía tanto el tipo de cambio, e incluso algunos se preguntarán si será posible un valor que sirva para todos: importadores y exportadores, deudores y ahorrantes, políticos y público en general.

 

Danilo Montero, director general de la Oficina del Consumidor Financiero (OCF), señala que el primer inconveniente es que el tipo de cambio es un precio, que responde, en principio, a las condiciones de oferta y demanda.

 

“Así como la papa y el chile dulce se tienden a encarecer en diciembre, debido al aumento en la demanda para los tamales, algo parecido ocurre con el precio de la divisa de los Estados Unidos, pues intervienen muy diversas condiciones”, mencionó.

 

Debido a lo anterior, la OCF considera conveniente sugerir un grupo de reglas o consejos, que permita a los consumidores lidiar con esa mayor variabilidad del dólar.

 

  1. La cantidad de factores que afectan al tipo de cambio es inmensa: El precio del dólar no va a depender de un solo factor. Puede influir el movimiento de turistas que llegan al país, las inversiones que hacen las empresas extranjeras, los bonos que coloca el gobierno en otros países, los conflictos políticos en Europa o las decisiones de los bancos centrales en otros países.
  2. El consumidor no debe obsesionarse: Nunca podremos adivinar el tipo de cambio, ni dentro de una semana, ni un mes, y mucho menos al final de año. Posiblemente acierte un par de veces, pero no todo el tiempo.
  3. Ni siquiera podrá adivinar la tendencia de las siguientes 3 o 4 semanas: Es demasiada la información que debe manejar para tener algún éxito.
  4. No trate de ganarle al mercado, intentando comprar barato y vender caro. Especular puede resultar un negocio muy riesgoso y lo que es peor, podría perder mucho dinero, más de lo que piensa ganar.
  5. Concéntrese en sus objetivos personales, los de corto y largo plazo, definir una estrategia y solo corregirla si hay situaciones muy graves. Si lo que le conviene es una deuda en colones, hágalo así. Si le convenía invertir en dólares a largo plazo, no se estrese si el tipo de cambio comienza a caer. Su visión es de largo plazo, no de 6 meses.
  6. No copie lo que otros están haciendo: Si alguien le cuenta que ha ganado mucho dinero con los dólares, tal vez fue suerte, quizás no le contó toda la información que tenía, o incluso podría ser mentira. Además, tome con precaución los consejos de algunos influencers.
  7. Evite hacer cambios a lo loco y a cada rato:  Recuerde que, si los deudores en dólares hubieran salido en carrera a cambiar sus deudas a colones en junio del año pasado, unos pocos meses después se habrían arrepentido con toda el alma.
  8. Estar cambiando entre monedas, con las inversiones y las deudas, le puede significar muchos costos, que al final le consumen las ganancias que pensó que iba a lograr.
  9. No olvide que hay un diferencial entre la compra y la venta: Puede ser que esas diferencias cada vez que hace cambios, se coman lo que se ganó.
  10. En todo caso, si quiere tentar a la suerte, no lo haga solo con el dólar: Puede ser más interesante hacerlo en acciones de empresas en EE. UU, o en otros tipos de activos. Al menos, no ponga todos los huevos en una sola canasta.

“Está claro que el comportamiento del tipo de cambio tiene consecuencias ya sea al alza o a la baja; lo cierto es que lo óptimo es manejar el tema con cautela, tomar previsiones en su presupuesto, y no tomar decisiones precipitadas o al calor del momento, eso lo alejará de los resultados esperados”, concluyó Montero.

 

Para mayor información, comuníquese conmigo.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *