Connect with us

SUCESOS

Upala, frontera norte Fuerza Pública realiza el primer decomiso de pólvora explosiva de la temporada de fin de año

Published

on

  • Cinco ocupantes de vehículo arriesgaron su vida al viajar junto a más de 20.000 bombetas   
  • Quienes transporten o expendan pólvora ilegalmente se exponen a penas de hasta siete años de prisión 

 

Como parte de los fuertes controles que realizan las autoridades del Ministerio de Seguridad Pública, a fin de impedir el trasiego ilegal de todo tipo de mercancías en la frontera norte, la Fuerza Pública decomisó la noche del miércoles el primer cargamento de pólvora contrabandeada de la temporada de fin de año.

 

La peligrosa mercancía era transportada por un conductor costarricense de apellido Arcia, quien fue interceptado poco después de las 7 de la noche del miércoles en un control vehicular realizado en la comunidad de La Cruz, distrito de Las Delicias de Upala.

 

Los oficiales de la Fuerza Pública le dieron la orden de detenerse al citado conductor, quien viajaba desde la frontera con Nicaragua hacia el centro de Upala junto con otras cuatro personas.

 

 

Ante la orden dada por los oficiales, Arcia se mostró nervioso, por lo cual los policías hicieron una revisión del vehículo a fin de descartar el transporte de alguna mercancía ilegal.

 

Pólvora estaba oculta en la cajuela del auto 

 

Dicha inspección permitió descubrir, dentro de la cajuela del carro, 20.240 triquitraques y 98 bombetas tipo triángulos, para un total de 20.338 unidades de pólvora explosiva, así como 60 unidades de pólvora de lucería tipo cohetes.

 

Tras realizar las debidas coordinaciones con la Fiscalía de Upala, dicha instancia judicial ordenó la incautación de la pólvora, la cual procedía de territorio nicaragüense, con lo cual no solo se estaba presuntamente violentando la legislación en materia de armas y explosivos, sino también las normas tributarias y sanitarias costarricenses.

 

Hasta siete años de cárcel para contrabandistas de pólvora 

 

El artículo 93 de la Ley de Armas y Explosivos contempla penas de hasta siete años de prisión para quienes introduzcan pólvora al país de manera irregular, o la transporten o la expendan al margen de nuestro ordenamiento jurídico.

 

Con motivo de la cercanía del fin de año, la Fuerza Pública y la Policía de Fronteras se encuentran en alerta para detectar este tipo de artículos, así como cualquier otro tipo de mercancías ilegales, tanto en la frontera norte como sur.

 

De esta forma las autoridades esperan contribuir a que el país no registre ningún niño quemado, mutilado por el manejo irresponsable de pólvora explosiva realizado por persona adultas.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *