Consumo de sustancias psicoactivas complican tratamiento de la diabetes

Read Time:8 Minute, 20 Second

Alcohol, tabaco, cannabis, crack, cocaína y otras drogas afectan a más a las personas que sufren enfermedades crónicas

Las sustancias psicoactivas afectan el cerebro y el sistema nervioso, así que es mucho más difícil tratar la diabetes. Por esta razón es que los investigadores están convencidos que el consumo de bebidas alcohólicas, tabaco y otras drogas complican el tratamiento de la diabetes.

Algunas sustancias psicoactivas pueden tener riesgos más específicos, asociados con los vasos sanguíneos. La anfetamina es conocida por dañar el recubrimiento de los vasos sanguíneos, incrementando, así, a corto o largo plazo, los riesgos de complicaciones derivadas.

En entrevista en el espacio IAFA en Conexión, https://fb.watch/gEWAM5tQFf/, la doctora Mariam Vargas Arroyo del Centro de Atención Integral en Drogas de San Vito y el Doctor Eddy Marchena Vázquez de Casa JAGUAR del IAFA hablaron acerca de las implicaciones que pueden tener las personas diabéticas y que usen sustancias psicoactivas.

¿Qué es la diabetes?

“La diabetes es una enfermedad metabólica crónica caracterizada por niveles elevados de glucosa en sangre, o azúcar en sangre, que con el tiempo conduce a daños graves en el corazón, los vasos sanguíneos, los ojos, los riñones y los nervios. Existen 2 tipos diabetes tipo 1 y la más común que es la diabetes tipo 2 que generalmente en adultos esta aparece cuando el páncreas no produce insulina suficiente o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce”, detalló la Dra. Vargas Arroyo.

El doctor Marchena dijo que: ““La diabetes es una enfermedad bastante común, pero no por ello sencilla, al contrario, es muy compleja. Requiere de abordaje multidisciplinario, con un enfoque educativo esencial con el fin de sensibilizar y concienciar a las personas, familias y equipos tratantes. Ahora bien, para quienes la padecen en la actualidad existe basta información que le permite estar atenta a aquellas especificaciones de su manejo, entre ellas la importancia de mantener hábitos saludables y el poder adherirse al tratamiento farmacológico para quienes lo necesitan”.

¿Cómo intervienen las sustancias psicoactivas en el desarrollo de la diabetes y otras enfermedades crónicas no transmisibles?

Bebidas Alcohólicas:

La doctora Vargas Arroyo explicó que el consumo de alcohol, por parte de los pacientes con diabetes, hace que el manejo de la enfermedad se dificulte, consiguiéndose peor control en los niveles de glucosa.

“El alcohol incrementa la estimulación a la secreción
de insulina reduciendo la gluconeogénesis en el hígado y causa resistencia periférica a la insulina, produciendo tanto oxidación de glucosa como almacenamiento.

Existe el riesgo de hipoglucemia tardía pueden aparecer hasta 36 horas después de haber bebido alcohol, y pueden ser moderadas o intensas en personas que han comido poco o nada, esto principalmente en la diabetes tipo 1. También puede producirse hiperglucemia si hay deterioro del sistema pancreático y resistencia a la insulina en hígado y tejidos. La cetoacidosis diabética (CAD), el estado hiperosmolar no cetósico (EHNC) y la hipoglucemia son complicaciones potencialmente fatales de la diabetes mellitus”

La médica hizo hincapié en que el abuso de alcohol es un factor importante para la falta de adherencia al tratamiento, siendo una de las causas de descompensación metabólica aguda. El diabético debería tener en cuenta, además de los efectos generales que produce el alcohol, aquellos otros que pueden afectar a la regularidad de sus hábitos y, sobre todo, a los que afectan directamente a los niveles de azúcar en sangre. Además, debemos tener en cuenta que entre más medidas de alcohol se consuma al día más riesgo de padecer diabetes tiene una persona.

Es importante conocer que la ingesta de alcohol entorpece la percepción de la hipoglucemia. Puede ser que el diabético no note que está teniendo una bajada de azúcar. Además, los síntomas de la hipoglucemia pueden ser similares a los de la intoxicación alcohólica, con lo que una persona puede notar síntomas que atribuya al efecto del alcohol y que se deban en realidad a una bajada de azúcar.

En la Diabetes se presentan muchas ocasiones en las que se debe pensar con claridad para asegurar la administración de Insulina a la hora correcta y en la cantidad precisa y estar alerta al no sentirse bien por la falta de Insulina o por estar en hipoglucemia. Esto no es posible cuando has bebido demasiado, del mismo modo que no se puede conducir de manera segura después de consumir alcohol.

Tabaco:

El consumo de tabaco es considerado como factor de riesgo para numerosas enfermedades respiratorias, cardiovasculares y tumorales, también puede influir en el comportamiento de la diabetes, se relaciona como factor etiológico con el desarrollo de la diabetes tipo 2 por su influencia en la modificación de la sensibilidad de los receptores de la insulina y también como factor desencadenante o agravante de las complicaciones vasculares de la diabetes.

“Los fumadores tienen entre el 30 y el 40 % más de probabilidades de tener DM2 que los no fumadores. Mientras más cigarrillos fume una persona, más alto es su riesgo de DM” Dra. Vargas.

Crack:

Muchas personas que utilizan drogas no cuidan bien de sí durante dicho consumo. Dañando su juicio, sin duda será muy difícil que sea consciente de que su nivel de glucosa fue demasiado alto o bajo, y, puede incluso hacer que se olvide de tomar su insulina.

Especialmente, debemos tener en cuenta que hay riesgos no tan asociados al efecto farmacológico de las drogas, sino a lo que la persona hace bajo este efecto. Por ejemplo, después de fumar cannabis hay gente que puede sentir muchas ganas de comer y tener poco “filtro” para controlarse, o después de tomar éxtasis u otros estimulantes como el speed o la cocaína, hay quien pierde el hambre y no come cuando debería hacerlo.

“El consumo de sustancias psicoactivas legales (alcohol o tabaco) o ilegales como la marihuana o cocaína, representan riesgo grave para la salud de la población en general, pero para las personas con diabetes las afecciones pueden ser más severas, por ejemplo, los sustancias estimulantes quitan el hambre en un primer momento, por lo que la persona con diabetes deja de ingerir nutrientes y calorías necesarias más si concomitante aplica su tratamiento correspondiente podría ocasionar una hipoglicemia (azúcar bajo) y ocasionarle la muerte; o bien su contraparte que al suspender el uso de la sustancia psicoactiva viene el rebote y la persona puede comer en exceso, lo cual provoca un desequilibrio en el organismo.

Entre los efectos causados por el uso de algunas sustancia psicoactiva destacan síntomas como somnolencia, alteración de la atención, desorientación, inconsciencia, hipotermia, irritabilidad, depresión o psicosis, que en casos drásticos pueden llegar a un estado de coma, y pueden confundirse fácilmente con consecuencias normales hipoglucemia o una hiperglucemia Por eso es muy difícil, tanto para la persona que padece los síntomas como para quienes la rodean, determinar que nos encontramos ante una situación peligrosa”. Dr. Marchena Vásquez.

¿Qué repercusiones pueden tener las sustancias psicoactivas en los tratamientos de las personas diabéticas?

Tal como ya hemos mencionado las personas al estar bajo el efecto de las diferentes sustancias puede no cumplir correctamente con los esquemas adecuados del control de la diabetes, ya sea por la toma misma de pastilla o la inyección de la insulina en tiempo y cantidades indicadas por el médico tratante.

En la institución se atienden personas con problemática de consumo de sustancias y enfermedades crónicas descompensadas

“Por supuesto que sí, es más, probablemente tengamos una mayor incidencia de estas de enfermedades crónicas no diagnosticadas o no tratadas, porque muchas veces al estar la persona en consumo no se realiza los chequeos médicos habituales ni reconoce los síntomas que ponen alerta a una persona para buscar atención”

“En la consulta uno ayuda a personas que le comenta, no estoy utilizando el medicamento, lo abandoné, o me lo tomo cuando me recuerdo, o peor tomo el medicamento, aunque esté tomando alcohol para que no me pase nada, tuve un usuario que me decía como ayer me tome una cervecilla hoy me tome 2 metforminas para compensar, por lo que el proceso socioeducativo con esta población en particular más difícil y necesaria. Además de que muchas veces no padecen solo diabetes, sino que son hipertensos, fuman y consumen otras drogas, es todo un reto”, contó la especialista.

Siempre escuchamos que las sustancias psicoactivas deben evitarse, ¿pero en el caso de las personas con enfermedades crónicas como la diabetes debe ser una norma?

Más que una norma yo diría una necesidad que la persona entienda el peligro, el riesgo en el que está poniendo su vida al consumir cualquier sustancia y ser diabético o hipertenso o con cualquier otra enfermedad que requiera un monitoreo y un control estricto.

De ahí el papel tan importante que debemos cumplir los médicos durante la consulta al brindar un consejo, una motivación adecuada sobre: una dieta saludable, actividad física regular, mantener un peso corporal normal y evitar el consumo de tabaco o alcohol son formas de prevenir o retrasar la aparición de la diabetes tipo 2.

Es importante recalcar es que la diabetes se puede tratar y sus consecuencias se pueden evitar o retrasar siguiendo las recomendaciones además de siempre andar con una identificación de que se es diabético o hipertenso, así como con la medicación y exámenes y tratamientos regulares para las complicaciones.

Un aporte importante que hacen los profesionales de la salud es que muchas sustancias psicoactivas provocan que las personas olviden los tratamientos y con ello se ponga en riesgo su salud y hasta su vida.

Otra recomendación es que; si la persona con diabetes utiliza algún tipo de identificación con informaciones sobre su condición, podrá recibir la atención requerida de manera más pronta si presentara descompensación o sufriera alguna situación fortuita.

“Recordemos que no todas las personas que consumen sustancias psicoactivas desarrollan un trastorno mental y del comportamiento, sin embargo, aquellas que, si evolucionan a este punto, en su mayoría disminuyen un nivel de conciencia, por lo que le resulta más difícil permanecer vigilante y atento ante los síntomas de su enfermedad, incluyendo los cuidados y el cumplimiento del tratamiento farmacológico”

 

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Previous post Feria de emprendedores gratuita tendrá lugar en las dos sedes de Fidélitas: San Pedro y Heredia
Next post Tricolor Femenina instalada en Países Bajos: “tendremos un gran examen”
A %d blogueros les gusta esto: