Qué hay de real en la serie ‘Dahmer’: de las polaroids y los supervivientes, a su detención y muerte

Read Time:6 Minute, 0 Second

El nuevo ‘true crime’ de Netflix ‘Dahmer’ ha entrado a la plataforma por la puerta grande convirtiéndose en uno de los mayores éxitos con casi 300 millones de horas visionadas en su segunda semana. La miniserie de Ryan Murphy que protagoniza Evan Peters se sitúa así como la segunda serie en inglés más vista de la plataforma, solo superada por Stranger Things 4.

Un dato que confirma el creciente interés del público por el género del true crime y la fascinación que ha generado la historia de Jeffrey Dahmer, el asesino de 17 hombres y adolescentes entre 1978 y 1991. Aún así, el estreno de la ficción sobre el conocido como Canibal o Monstruo de Milwaukee no ha estado exento de polémica ya que las familias de las víctimas han afeado a Netflix que no hayan contado con ellas, como ya contamos aquí. Si hay algo que interesa especialmente de cualquier ficción basada en hechos reales es descubrir los detalles auténticos de la historia frente a las escenas que se han ficcionado. A continuación, los repasamos todos

¿Existe el apartamento de Jeffrey Dahmer?

La mayoría de los asesinatos que cometió Jeffrey Dahmer tuvieron lugar en su apartamento de Milwaukee, excepto los que sucedieron en casa de su abuela en West Allos, la primera víctima a la que mató en casa de sus padres en Ohio y la segunda en el Hotel Ambassador de Milwaukee. Dahmer vivía en el apartamento 213 del 924 de North 25th Street en la ciudad de Milwaukee. Allí fue detenido por la policía en julio de 1991 después de que su última víctima lograra escapar. El registro descubrió un auténtico museo de los horrores y el apartamento y el edificio quedó marcado de por vida. Un año después solo estaban habitados 15 de los 49 pisos y el presidente de la empresa propietaria del edificio decidió demolerlo en 1992 porque era “un símbolo de ira, dolor, violencia y muerte”.

El nuevo ‘true crime’ de Netflix ‘Dahmer’ ha entrado a la plataforma por la puerta grande convirtiéndose en uno de los mayores éxitos con casi 300 millones de horas visionadas en su segunda semana. La miniserie de Ryan Murphy que protagoniza Evan Peters se sitúa así como la segunda serie en inglés más vista de la plataforma, solo superada por Stranger Things 4.

Un dato que confirma el creciente interés del público por el género del true crime y la fascinación que ha generado la historia de Jeffrey Dahmer, el asesino de 17 hombres y adolescentes entre 1978 y 1991. Aún así, el estreno de la ficción sobre el conocido como Canibal o Monstruo de Milwaukee no ha estado exento de polémica ya que las familias de las víctimas han afeado a Netflix que no hayan contado con ellas, como ya contamos aquí. Si hay algo que interesa especialmente de cualquier ficción basada en hechos reales es descubrir los detalles auténticos de la historia frente a las escenas que se han ficcionado. A continuación, los repasamos todos

¿Existe el apartamento de Jeffrey Dahmer?

La mayoría de los asesinatos que cometió Jeffrey Dahmer tuvieron lugar en su apartamento de Milwaukee, excepto los que sucedieron en casa de su abuela en West Allos, la primera víctima a la que mató en casa de sus padres en Ohio y la segunda en el Hotel Ambassador de Milwaukee. Dahmer vivía en el apartamento 213 del 924 de North 25th Street en la ciudad de Milwaukee. Allí fue detenido por la policía en julio de 1991 después de que su última víctima lograra escapar. El registro descubrió un auténtico museo de los horrores y el apartamento y el edificio quedó marcado de por vida. Un año después solo estaban habitados 15 de los 49 pisos y el presidente de la empresa propietaria del edificio decidió demolerlo en 1992 porque era “un símbolo de ira, dolor, violencia y muerte”.

Allí, la clave fueron unas fotografías que encontró uno de los policías mientras intentaba encontrar la llave de las esposas para liberar a Edwards que insistía en que Dahmer había intentado matarle. Había cerca de un centenar de fotografías de cadáveres, cuerpos descuartizados de diferentes formas y todo tipo de atrocidades. Fue ahí cuando, pese a su intento por escapar, los agentes detuvieron al Jeffrey Dahmer. Después, en el registro del apartamento destapó un auténtico museo de los horrores. Se encontraron numerosos restos humanos y huesos en diferentes estados de descomposición. Dahmer conservaba siete calaveras y cuatro cabezas, tres en un congelador y un en una caja dentro de la nevera. Además, en un bidón de 260 litros lleno de ácido había varios torsos sin cabeza entre otros restos humanos y extremidades.

¿Hubo más supervivientes?

No era la primera vez que la policía iba hasta el apartamento de Jeffrey Dahmer y, de hecho, otra de sus víctimas también logró escapar del piso en un despiste de Dahmer, pero lamentablemente no sobrevivió. Era Konerak Sinthasomphone, un joven de 14 años se escabulló milagrosamente del piso en el que estaba siendo torturado por Dahmer. Su historia se refleja en uno de los momentos más indignantes y frustrantes de la serie.

Sus padres habían llegado a Estados Unidos desde Laos y en 1988, el joven accedió a ir al apartamento de Dahmer después de que éste le ofreciera alcohol y dinero. En un momento en que se quedó solo y a pesar de estar muy drogado consiguió salir del apartamento. Varias vecinas le vieron y avisaron a la policía porque estaba medio desnudo y sangrando, pero no podía hablar ni apenas mantenerse en pie. El asesino llegó cuando estaba allí la policía, dijo que era su novio mayor de edad, que era alcohólico y que él se ocupaba. Los agentes le creyeron y no solo no comprobaron la identidad ni la edad del joven, sino que le escoltaron de nuevo hasta el apartamento donde finalmente fue asesinado. Aunque cuando se descubrió todo, los policías fueron destituidos poco después reingresaron en la policía.

¿Existió Glenda Cleveland, la vecina de Dahmer?

Efectivamente el personaje de Glenda Clevelaand es real, aunque hay una diferencia con respecto a la serie: no vivían en el mismo edificio. Ella vivía en un edificio contiguo y fue testigo de varios sucesos que le hicieron sospechar y le llevaron a contactar con la policía y el FBI en muchas ocasiones, sin éxito. De hecho, su hija y su sobrina fueron las que encontraron al joven Konerak Sinthasomphone cuando escapó. El mal olor que salía del apartamento y el ruido que Dahmer hacía con herramientas a altas horas de la noche fueron otras cosas que hicieron sospechar a Glenda de que algo pasaba en ese piso.

Es posible que, como sucede habitualmente en ficciones basadas en hechos reales, el personaje de Glenda sea una mezcla de varias personas en la vida real. Ya que en los informes policiales sí que se menciona a la vecina del piso contiguo de Dahmer y era Pamela Bass. En esos mismos informes se recoge que ella temió, tras la detención de Dahmer, haber comido carne humana en un sándwich que le ofreció su vecino. Y en la serie ese hechos se refleja en una escena como si le hubiera sucedido a Glenda.

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja un comentario

Previous post EL HOSPITAL METROPOLITANO Y MEDISMART SE UNEN A LA FAMILIA ROJINEGRA
Next post Fogueo de la Sele Femenina ante Filipinas terminó con empate
A %d blogueros les gusta esto: